Ventajas y comparaciones

Los tratamientos CLIN ofrecen una alta resistencia al desgaste (abrasivo y adhesivo), que puede asociarse a una excelente resistencia a la corrosión.

El ajuste de los parámetros de tratamiento ofrece una gama muy amplia de uso, desde el punto de vista de las características mecánicas, de las propiedades tribológicas o también de la resistencia a la corrosión.

En efecto, sus principales ventajas son:

Ventajas : Explicaciones :
Buenas propiedades de rozamiento Propiedades tribológicas en seco de la capa porosa

Mejora de la capacidad de carga del aceite en superficie
Resistencia al desgaste Buenas propiedades de rozamiento

Alta dureza de superficie e importante dureza de la capa
Excelente resistencia al agarrotamiento Propiedades cerámicas de la capa de nitruros que impide la adhesión por pegado entre las piezas mecánicas.
Resistencia mecánica en superficie Capa de combinación integrada en la materia

Gradiente de dureza a partir de la superficie
Excelente resistencia a la corrosión Capa de combinación, oxidada e impregnada perfectamente estanca
Estabilidad bajo calor Temperatura máxima admisible en uso superior a 500°C
Ningún mecanizado posterior Ausencia de deformación, únicamente un ligero hinchamiento que corresponde a 1/3 del espesor de la capa de combinación
Aspecto Capa de combinación, oxidada e impregnada que ofrece un aspecto negro uniformo y seco al tacto

Estas ventajas ofrecen numerosas salidas en las industrias del automóvil, bienes de equipo, hidráulica, petrolífera, alimentaria, herramientas, o también de armamentística…Así, los tratamientos CLIN pueden resolver problemas técnicos en sustitución de tratamientos térmicos estándares (cementación, templado por inducción…) y otros recubrimientos de superficies (cromo duro, níquel químico…), pero también pueden ser una solución para disminuir los costes.

Gracias a su excelente resistencia contra la corrosión, piezas de acero tratado CLIN pueden ser alternativa a piezas fabricadas en acero inoxidable.