Duplicate entry '190114' for key 'PRIMARY'Duplicate entry '190115' for key 'PRIMARY'Duplicate entry '190116' for key 'PRIMARY'Duplicate entry '190117' for key 'PRIMARY'Duplicate entry '190118' for key 'PRIMARY'


CLIN vs Nitruración gaseosa

 

Acceso rápido

ARCOR V

ARCOR DT

 

ARCOR N

ARCOR CS

 

Descargar / Recursos

 

CLIN vs Nitruración gaseosa

Los procesos CLIN se rigen por pocos parámetros de tratamiento: tiempo de tratamiento, temperatura de tratamiento, química y limpieza de los baños.
 
Estos parámetros están perfectamente controlados, ofrecen una excelente repetitividad y uniformidad del tratamiento. 

Las ventajas principales de los tratamientos CLIN respecto a los procesos por vía gaseosa son:
 
 

A continuación, algunas comparaciones más detalladas entre los procesos CLIN y los procesos de nitruración gaseosa: 

Limpieza de las piezas:
La limpieza de las piezas para un proceso CLIN, solo tiene una influencia moderada. De hecho, un desengrasado alcalino es más que suficiente.No es el caso para los procesos de nitruración por vía gaseosa para los cuales hace fala una limpieza intensiva antes del tratamiento. 

Temperatura de tratamiento:
Une variación de temperatura de 20°C puede crear una variación del espesor de la capa de combinación de 50%. Así pues es indispensable controlar ese parámetro.En medio líquido iónico, la distribución y la transferencia del calor es muy rápida dado que se realiza por conducción. En efecto, la diferencia de temperatura entre 2 puntos separados en el baño no excede 1°C. 

Este no es el caso en los procesos gaseosos, en que la interacción de un flujo de gas frio lentamente calentado por radiación o convección debe ser considerado. Las diferencias de temperaturas para una misma carga son de 10 a 20 veces superiores a los procesos CLIN. Los procesos gaseosos están más sujetos a la deformación de las piezas durante el tratamiento, y a una importante dispersión de los resultados. 

Química:
La química de los procesos CLIN es muy estable incluso en producción intensiva. Una regeneración diaria y un análisis químico periódico son suficientes. El poder nitrurante de los procesos CLIN es del orden 1000 veces más elevado que lo de los procesos de nitrocarburación por vía gaseosa. 

Es difícil analizar la atmosfera interior de un horno de nitrocarburación por vía gaseosa. El análisis es complejo y aproximativo. 

Tiempo de tratamiento:
Los tiempos de tratamientos por vía gaseosa son de 3 a 6 veces más largos que los tiempos de tratamientos CLIN.

Medio ambiente:
Aquí detallamos los aspectos medioambientales de los procesos CLIN. 

Los procesos gaseosos, por otra parte, incluyen como gas nitrurante el amoniaco, clasificado como tóxico, contaminante y corrosivo. 

Es necesaria una cantidad de gas nitrurante equivalente a unas 3 veces el volumen del horno. 

Durante el tratamiento, el amoniaco no queda disociado en su totalidad, por lo que, parcialmente, es evacuado a la atmosfera por las salidas de gases del horno. Dichos gases tienen una concentración en amoniaco que puede ser muy elevada como se muestra a continuación: